Cóctel Brockmans Autumn Reviver

Cócteles
Publicado:

Buscar la calidez que comienza a escasear en esta época es uno de los cometidos fundamentales de los cócteles de otoño. Una forma de contrarrestar una estación que nos ayuda a hacer la transición del calor al frío. Esa época en la que los días se acortan, y refugiarnos en buena compañía con una copa es clave para encontrar el calor.

Aunque el gesto más característico de esta época del año es sujetar una taza caliente de té entre las manos durante las tardes, la noche sigue siendo territorio absoluto de los cócteles de otoño. Unas recetas pensadas y creadas para poner un acento singular de sabor en las veladas de esta estación que, ya sea dentro de casa o fuera de ella, invitan a buscar ambientes cálidos. Tanto en la atmósfera como alrededor de una copa.

A diferencia de los cócteles de verano, más ligeros; los cócteles de otoño están marcados por ser combinaciones más complejas y con alcoholes más contundentes que nos ayuden a caldear el cuerpo. Una forma perfecta de desafiar al termómetro, jugando con algunos ingredientes que son característicos de la coctelería en esta época del año. Así los cítricos, como el pomelo o la naranja, se combinan con las notas especiadas para crear un tándem de sabores equilibrados y netamente otoñales.

Y, precisamente en esa línea, una propuesta de cóctel de otoño con nuestra firma: Brockmans Autumn Reviver. Una receta que busca llevarle la contraria al mercurio, consiguiendo con cada sorbo esa cálida sensación de placidez tan necesaria en esta época del año.

Cóctel Autumn Reviver

Honrando esos cítricos tan propios de las recetas de otoño, nuestro cóctel otorga parte del protagonismo a la naranja y el limón. Dos de los botánicos presentes en la cuidada selección que conforma Brockmans. El Cointreau pone su singular acento, aportando su característico sabor a cáscaras de naranja. Un licor francés que está acompañado de otro tradicional del país galo: el Lillet Blanc.

Una singular bebida oriunda de Burdeos y con alma de aperitivo que, además de contar en su base con las uvas más icónicas de la zona, completa su sabor con naranjas dulces y amargas, una singular mezcla de frutas y una pequeña parte de quinina.

Cóctel Brockmans Autumn Reviver

Para preparar Brockmans Autumn Reviver, añadiremos en una coctelera con hielo picado:
– 50 ml. de Brockmans Gin
– 20 ml. de Lillet Blanc
– 10 ml. de Cointreau
– 20 ml. de zumo fresco de limón
– 15 ml. de sirope de jengibre

Colar y servir en una copa tipo Martini previamente enfriada.

Decorar con una tira de naranja deshidratada festoneada con clavo aromático.

Un cóctel que, gracias a su singular mezcla de destilados, nos reconfortará en estos últimos coletazos del otoño. Esos en los que el frío del invierno comienza a hacer su acto de presencia, convirtiendo el gesto de guarecernos dentro de los cuellos del abrigo en casi un tic nervioso.

Un momento ideal para buscar cobijo en un cóctel de otoño como este. Uno en el que poder saborear la perfecta simbiosis entre carácter, frescura y las notas cálidas de las especias.

En penumbra. Permitiendo que los sentidos se despierten al amparo del sabor.

Acompasando cada sorbo con esa placentera sensación de calor mientras el frío se apodera de todo ese otro mundo que hay más allá de la ventana.