“Vaca añeja”, el maridaje con Brockmans de La Royale

Gastronomía
Publicado:

Un plan perfecto para disfrutar de los mejores sabores maridados: eso es lo que nos propone La Royale (Barcelona) con este matrimonio entre una de sus deliciosas creaciones culinarias en forma de hamburguesa que puede disfrutarse tanto con un Perfect Serve de Brockmans como con el cóctel creado por su barman para nosotros.

Si algo tiene La Royale es que conjuga ese espíritu gourmet con una de sus principales virtudes: la capacidad de sorprender, bocado a bocado y sorbo a sorbo, a sus comensales. Una personalidad que no solo está patente en su carta, sino en los años de trayectoria que separan el día de hoy de aquel momento en el que Paco Pérez decidió apostar por este singular tándem: hamburguesas maridadas con gin tonic.

Una novedosa propuesta que no ha perdido vigencia, y que continúa conquistando paladares con cada nueva hamburguesa que se crea en sus cocinas.

Precisamente en esa línea, La Royale nos propone una pareja ideal para disfrutar del sabor de Brockmans maridado con una de sus creaciones culinarias: “Vaca añeja”. Una receta que, gracias a sus ingredientes y tal y como dice su creador, permite “combinar los sutiles toques de regaliz, raíz de Iris y el sabor suave del enebro con una carne jugosa y esponjosa perfectamente acompañada de su guarnición y Brockmans”.

Porque, más allá del sabor único de esta hamburguesa, la experiencia culinaria no sería la misma si no la acompañamos convenientemente. O, lo que es lo mismo y tal y como sugiere su creador, de un gin tonic de Brockmans o el cóctel creado por el bartender de la casa, Toni Nolla, para nosotros: Freginal Sour.

Maridaje La Royale

RECETA DE HAMBURGUESA “VACA AÑEJA” por La Royale

Ingredientes

  • Babilla de vaca añeja
  • Piñones
  • Tomate casé para la elaboración de la carne
  • Tomate seco
  • Tomate Cherry
  • Albahaca fresca
  • Queso Parmesano
  • Queso Provolone
  • Champiñón crudo en láminas
  • Rúcula
  • Ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • Agua
  • Aceite de oliva

Elaboración

Comenzaremos elaborando el tomate casé (pelados, no escaldados) que mezclaremos con la albahaca picada, la babilla de vaca añeja (que habremos pasado por una cuchilla grande) y los piñones. Daremos forma a las hamburguesas, que tendrán un peso de 150 gramos cada una. Prepararemos cada una de ellas en una plancha a una temperatura media, para que la carne se elabore bien en su interior sin quemarse por fuera.

De manera paralela, iremos preparando la guarnición empezando por la preparación del pesto rojo. Para ello, rehidrataremos el tomate seco con agua templada; escaldaremos la albahaca, confitaremos los ajos en aceite y rallaremos el queso Parmesano. Con todas las elaboraciones preparadas, trituraremos fino (mejor todavía con la ayuda de la Thermomix). En boles aparte pelaremos y cortaremos en láminas los champiñones, los tomates Cherry y el queso Provolone.

Para el emplatado, comenzaremos por el pan de hamburguesa (que colocaremos en la plancha cortado y untado con mantequilla). Cuando el pan esté tostado en la parte interior, lo untaremos con pesto rojo y cubriremos con láminas de champiñón y tomate. Colocamos la rúcula en el centro del pan y, sobre esa cama vegetal, el filete de hamburguesa, el queso Provolone (que habremos gratinado previamente) y pesto rojo.

Cubrimos con la tapa de pan de hamburguesa… y solo nos queda un último paso: preparar un gin tonic de Brockmans y deleitarnos con este delicioso maridaje. Uno que podremos saborear simultaneando mordiscos de placer gastronómicos con cada sorbo de nuestro gin tonic.

Un plan gourmet para regalarse un rato de placer en un auténtico templo de la gastronomía. ¿Quién se anima a hacerle una visita?