“Brockmans Fizz”, el cóctel de Nuba (Barcelona)

Night Life
Publicado:

Cocina internacional, coctelería y noche se fusionan en un espacio perfecto para saborear la nocturnidad de Barcelona. Y es que Nuba es muchas cosas pero, sobre todo, un lugar ideal para dejar correr las horas disfrutando de un ambiente selecto en un lugar privilegiado. Y, tras su barra, un cóctel que reversiona un clásico con el singular acento de Brockmans.

Si algo tiene Nuba es que parece un auténtico oasis de calma en mitad del asfalto barcelonés. Una antigua masía remodelada situada en uno de los enclaves privilegiados de la ciudad en la que comenzar una noche y terminarla. Un lugar en el que se destila la exclusividad desde el mismo momento en que se pisa su exterior, completamente ajardinado, hasta que transcurrido el tiempo se vuelve a la realidad de la ciudad.

Con alma de fusión y espíritu de noche, es difícil no dejarse llevar por sus cuidados interiores divididos en dos espacios: un interior que mezcla un aire de club con lounge, y una espectacular terraza exterior perfecta para dejar pasar las horas de las noches de verano pero, también, de invierno. El reconocimiento de este lugar no es solamente local, sino que Nuba ha sido incluida en la selecta lista internacional del World’s Finest Clubs: una red de referencia de los clubes más exclusivos, innovadores y elegantes del mundo.

Nuba Barcelona

El mimo de la puesta en escena es también común a su cuidada oferta gastronómica. Una en la que exigencia y cocina internacional ofrecen la posibilidad de disfrutar de la buena mesa en un ambiente inmejorable.

Y, tras la imponente barra que preside el espacio, Jonathan Casillas juega con texturas y aromas para crear cócteles inolvidables. Su llegada al mundo de la coctelería fue algo natural. Procedente de una familia de hosteleros, su contacto con el mundillo fue desde la más tierna infancia. Algo que, desde niño, le llamó la atención y que convirtió en su vocación con apenas 20 años.

Una andadura que comenzó en su Granada local para adentrarse todavía más en la coctelería con Barcelona como escenario. Una ciudad en la que, desde hace cuatro años, reina tras la barra de Nuba convirtiendo cada cóctel en una auténtica experiencia irrepetible. Una manera de continuar en cada copa la atmósfera que contagia cada visita a este local.

Nuba Barcelona

Nombre del mixólogo: Jonathan Casillas
Nombre del local: Nuba

Describe tu bar en pocas palabras: elegante y acogedor.

Lo mejor que has escuchado tras la barra de un bar: después de tanto tiempo detrás de una barra, he escuchado muchas cosas. ¡Muy difícil elegir solo una!

¿Por qué crees que la ginebra es tan popular hoy en día? Creo que la ginebra ha sabido adaptarse a estos tiempos, y se ha abierto a los diferentes gustos de la gente.

Si pudieras elegir una bebida antes de morir, ¿cuál sería? Cualquier sour.

“Brockmans Fizz”, ¿por qué lo has llamado así? Porque es una variación del clásico Gin Fizz, pero con la singular personalidad de Brockmans.

¿Cómo o con quién recomiendas disfrutar tu cóctel? Lo recomendaría como aperitivo, antes de una buena cena.

Cóctel con Brockmans de Nuba Barcelona

Ingredientes

  • Zumo de lima
  • 50 ml. de almíbar
  • 100 ml. de Brockmans
  • Soda
  • Tres o cuatro arándanos negros
  • Una fresa
  • Pomelo
  • Menta en rama

Elaboración

Introducimos en vaso mezclador tres o cuatro arándanos, y una fresa troceada. Machacamos con el mortero.

Añadimos tres o cuatro cubos de hielo macizo, Brockmans, el almíbar y el zumo de media lima de tamaño medio.

Mezclamos enérgicamente y servimos en vaso de tubo alto, después de realizar un doble colado. Rellenamos el vaso con hielo pilé.

Terminamos con un golpe de soda. Decoramos con la ralladura de un pomelo, un par de láminas de fresa y una hoja de menta.

 

Una modernización de un cóctel clásico perfecta para disfrutar poco a poco. Como las buenas noches.