“Black Jack”, el cóctel de Radio (Hotel ME, Madrid)

Night Life
Publicado:

Acariciando el cielo de Madrid y en pleno corazón de la ciudad, las noches de esta primavera-verano tienen un protagonista: Radio, la terraza del céntrico Hotel ME Reina Victoria. Una renovada invitación que acaba de abrir sus puertas, estrenando look y una propuesta con Brockmans como protagonista: este cóctel firmado por su Head Bartender.

Pocos lugares hay tan privilegiados como esta terraza. Un auténtico faro que se ilumina en las noches madrileñas, en un lugar tan especial como es la Plaza de Santa Ana.  Un espacio al aire libre perfecto para disfrutar las noches en un auténtico oasis en el que cócteles, música y arte se conjugan como escenario perfecto para disfrutar.

Es precisamente el arte uno de sus elementos diferenciadores. Y es que este espacio acaba de abrir de nuevo sus puertas tras una remodelación del patio interior, a cargo del artista visual Antonio Marest.

Un añadido que se convierte en protagonista, y que promete conquistar a los amantes del ocio nocturno de Madrid con una oferta en la que el glamour es un invitado más.

The Radio, Hotel ME Madrid
Atribución: ME by Meliá en Facebook

Pero más allá de su puesta en escena, si algo distingue a Radio es el mundo que vive al otro lado de su barra. Un espacio capitaneado por Robert Morata y su cuidado mimo por una coctelería de autor con personalidad que deje su propia impronta en el paladar de quienes lo disfrutan.

Y es que para este barcelonés de nacimiento su mudanza a Madrid fue una auténtica apuesta por especializarse en la denominada “coctelería de altura”, despertando su creatividad y ejerciendo su oficio detrás de algunas de las mejores barras de la ciudad. Un camino que le llevó hace algunos años a ser Head Bartender de Radio.

Un auténtico laboratorio de ideas que se plasma tanto en una carta de cócteles recién estrenada como en su propuesta para Brockmans: Black Jack.

Coctelería Hotel ME

Nombre del mixólogo: Robert Morata
Nombre del local: Radio, Hotel ME (Madrid)

Describe tu bar en pocas palabras: el espacio más especial de Madrid. Un lugar elegante para vivir las noches con la mejor música en directo y una cuidada carta de coctelería.

Lo mejor que has escuchado tras la barra de un bar: en Barcelona, cuando trabajaba en “Boca Chica”, un cliente me pidió para él solo dos copas porque “tenía mucha prisa”.

¿Por qué crees que la ginebra es tan popular hoy en día? La ginebra ha cobrado peso en España debido a una serie de factores, aunque uno muy destacable era la necesidad que tenían los consumidores de una renovación. El gin tonic permite una infinidad de matices y versiones sin llegar a ser tan complicado como un cóctel. Además, el mercado se abrió a una infinidad de ginebras de muy alta calidad y características distintas. Un auténtico antídoto contra el aburrimiento.

Si pudieras elegir una bebida antes de morir, ¿cuál sería? Un whisky de malta, doble medida y sin hielo… para quedarme con un buen sabor de boca.

Black Jack, ¿por qué lo has llamado así? Mantiene la estética rockabilly que me caracteriza, y presenta una doble personalidad: por un lado, es un trago de tonos oscuros; por otro, un cóctel equilibrado y muy primaveral.

¿Con qué recomiendas tomar tu cóctel? Este cóctel podría maridarse con muchos elementos. Pero, como todos los buenos barmen, soy un romántico así que mi sugerencia es contar con buena compañía y un buen puro habano.

Cóctel Black Jack con Brockmans

Ingredientes

  • 50 ml. de Brockmans Gin
  • 15 ml. de Cynar
  • 15 ml. de zumo de lima
  • 15 ml. de sirope de canela
  • 15 ml. de claras de huevo
  • 5 dash de Angostura
  • 5 arándanos azules

Elaboración

Machacamos los arándanos azules en la coctelera. Añadimos el resto de ingredientes de la receta y abundante hielo.

Batimos de manera contundente y colamos antes de servir en una copa. Decoramos con un twist de pomelo rosa.

Un cóctel que va un paso más allá en complejidad con respecto al típico Sour que, según su creador, encaja “sus elementos aromáticos y amargos con la increíble versatilidad de Brockmans”.

Una receta ideal para saborear la noche al aire libre, ajenos al ajetreo de las madrugadas de Madrid pero sin renunciar a su increíble paisaje nocturno.