“Chicha tu Má”, el cóctel de Ceviche 103 (Barcelona)

Night Life
Publicado:

Un auténtico embajador de la cocina peruana en plena Ciudad Condal. Así podría resumirse Ceviche 103, un espacio culinario que rinde tributo a la gastronomía que lleva por estandarte sin olvidar un complemento indispensable de su oferta: la coctelería.

Desenfadado, colorido y auténtico homenaje a sus orígenes. Así es Ceviche 103: un restaurante que no solo honra sus raíces sino que, además, busca ofrecer una experiencia con auténtico sabor peruano de principio a fin. Desde la carta de gastronomía a la de postres, de su puesta en escena a la esencia de su coctelería.

Entrar en este local, que ha sabido hacerse en unos pocos años un hueco propio en la calle Londres de Barcelona, supone sumergirse en ese espíritu fresco y de fusión que define a Perú. Porque más allá de llevar por bandera su identidad, incluso en ella se refleja la idiosincrasia del país andino: tradición combinada con innovación, raíces ancestrales unidas con influencias propias de la cultura criolla o la nipona.

Una propuesta redondeada con una puesta en escena en la que cestería y colores conviven con carteles con un punto popero y mensajes canallas que incitan a disfrutar y sonreír.

Cocina peruana Barcelona

En este ambiente, que gira en la primera planta en torno a su barra, es dónde Richard Pierre Rengifo Fonseca (Head Bartender de Ceviche 103) pone en práctica esa fusión de la que hablamos, creando no solo los cócteles más típicos de Perú (como el Pisco Sour) sino también innovando con otros de autor en los que también están presentes las raíces de este barman nacido en las proximidades de Lima.

Aunque su llegada al mundo de la mixología fue meramente casual hace cinco años (en respuesta a la propuesta de un conocido, que buscaba un ayudante para su barra), desde hace dos años es el responsable de crear los cócteles que ponen acento personal a la propuesta gastronómica del local.

Unos cócteles que cuentan con una impronta personal que hace palpable de dónde procede, y que se traducen en este cóctel de autor inspirado por Brockmans.

Cóctel Ceviche 103 Barcelona

Nombre del mixólogo: Richard Pierre Rengifo Fonseca

Nombre del local: Ceviche 103

Describe tu bar en pocas palabras: sería, sin dudar, una fascinante mezcla de sabores.

Lo mejor que has escuchado tras la barra del bar: “sírveme otra copa ¡que creo que esta tiene un hueco!”

¿Por qué crees que la ginebra es tan popular hoy en día? Es refrescante, y gracias al enorme número de opciones se adapta a cualquier paladar. Además, la puesta en escena de preparar un buen gin tonic la convierten en especialmente atractiva.

Si pudieras elegir una bebida antes de morir ¿cuál sería? La Chicha Morada: una bebida tradicional de mi país, que volvería a llevarme a casa esté dónde esté en ese momento.

“Chicha tu Má”, ¿por qué has llamado así a tu cóctel? Este cóctel es un homenaje, precisamente, a la Chicha Morada. El nombre nace de la mezcla que hacemos de un producto tradicional peruano, el maíz morado, con la combinación de Brockmans.

¿Cómo recomiendas disfrutar tu cóctel? Con buena gastronomía peruana. Y, para esta combinación, me decantaría por un ceviche de ají amarillo. ¡Una combinación deliciosa de sabores!

Cóctel con Brockmans

Ingredientes

  • 45 ml. de Brockmans Gin
  • 90 ml. de Chicha Morada
  • 15 ml. de zumo de lima
  • Un dash de Ginger Beer
  • Maíz morado
  • Manzana
  • Cáscara de piña
  • Cáscara de membrillo
  • Canela
  • Romero
  • Un clavo de olor
  • Azúcar blanco
  • Hoja seca de maíz

Elaboración

El primer paso es hacer la Chicha Morada. Para ello, ponemos en una olla el maíz morado, la canela, un clavo de olor, manzana, cáscara de piña y cáscara de membrillo. Dejamos que hierva y, 15 minutos después de que lo haga, retiramos del fuego. Colamos, dejamos reposar y dejamos enfriar. Con la mezcla fría, añadimos azúcar blanco y zumo de lima para acabar de redondear el sabor característico de esta bebida tradicional.

Con esta mezcla preparada y fría, colocaremos cuatro hielos en un vaso estilo Tom Collins. Sobre ellos, añadiremos las cantidades señaladas de Brockmans, de Chicha Morada, los 15 ml. de zumo de lima y un dash de Ginger beer.

Decoramos con una hoja seca de maíz, canela y romero.

Una propuesta aromática y singular que nos hará cruzar el océano sin salir de Barcelona.