“Ibiuna Sour”, el cóctel del Hotel Midmost (Barcelona)

Night Life
Publicado:

Un edén con vistas al cielo en mitad del asfalto de Barcelona. Así es la azotea del Hotel Midmost: una placentera invitación a contemplar la Ciudad Condal desde lo alto. Un lugar que gana enteros en los atardeceres de verano y que completa su oferta con un compañero único para esos momentos: su coctelería.

Situado cerca de la céntrica Plaza de Cataluña, el Hotel MidMost busca ser mucho más que un lugar en el que alojarse. Con claro espíritu de vanguardia, el que fuera el antiguo Hotel Inglaterra ha cobrado una nueva vida basada en la modernidad como clave de una atmósfera que invita a relajarse. Y, si este hotel del Grupo Majestic destaca por el sumo y cuidado mimo de sus espacios (tanto en lo que respecta a zonas comunes como a las habitaciones), no cabe duda que su mayor tesoro se encuentra escondido en su tejado.

Y es que es ahí donde se encuentra su terraza. Un espacio con vistas panorámicas sobre el Barrio Gótico barcelonés. Un auténtico regalo para la vista que permite contemplar una de las zonas más emblemáticas de la ciudad de otra manera y con una atmósfera única: la de sentirse en un auténtico lounge bar sin salir de la ciudad.

Una atmósfera que acaba de convertirse en perfecta gracias a la oferta de coctelería de su barra. Un espacio en el que Agnaldo Rodrigues de Oliveira, su barman, se convierte en aliado de cada visitante para ofrecerle exactamente lo que busca: saborear por completo la experiencia.

Terraza del hotel MidMost

Con apenas 35 años, Agnaldo ya cuenta con cinco de experiencia tras la barra. Un espacio que descubrió cuando ejercía de camarero en el barcelonés Bocachica. El local en el que su atracción por la coctelería comenzó. Un auténtico germen para comenzar a aprender, descubrir y experimentar con los sabores y los destilados para ofrecer sus propios cócteles de autor.

Y es precisamente Brockmans la ginebra elegida para este cóctel con sabor a verano que no solo rinde homenaje a su ciudad natal de Brasil (Ibuina) sino que, además, es una auténtica insinuación para dejarse llevar por los cálidos atardeceres de verano con un cóctel refrescante entre las manos.

Cócteles MidMost Barcelona

Nombre del mixólogo: Agnaldo Rodrigues de Oliveira

Nombre del local: Rooftop del Hotel MidMost

Describe tu bar en pocas palabras: un punto de encuentro chic y trendy de la sociedad barcelonesa; el lugar perfecto para despedir cualquier día en los meses de verano.

Lo mejor que has escuchado tras la barra del bar: “¿tú estás tan bueno como el cóctel?”

¿Por qué crees que la ginebra es tan popular hoy en día? El triunfo de la ginebra se debe a muchos factores, pero sobre todo a esos aromas y sabores renovados. Además, el hecho de sumarle a esta bebida todo el ritual que conlleva (diferentes modos de preparación, diferentes tipos de hielo para coctelería, estilos de copas e, incluso, de complementos) no solo la pone en valor sino que, además, permite ofrecerle a cada persona lo que está buscando según sus gustos. Una forma de hacer que cada cliente sea único mientras disfruta la copa.

Si pudieras elegir una bebida antes de morir ¿cuál sería? Sin duda, este cóctel.

“Ibiuna Sour”, ¿por qué has llamado así a tu cóctel? Ibiuna es el lugar que me vio nacer hace 35 años. Un municipio de Sao Paulo al que he querido rendirle tributo con este cóctel porque comparte con mi lugar de origen ese punto vitalista de mi tierra.

¿Cómo recomiendas disfrutar tu cóctel? Con una pareja o un amigo, con música alegre y ya sea de noche o de día.

Ingredientes

  • 50 ml. de Brockmans Gin
  • 20 ml. de limón
  • 1,5 ml. de Passoa
  • 20 ml. de sirope de vainilla
  • 20 ml. de clara de huevo

Elaboración

Vertemos todos los ingredientes en la coctelera sin hielo para poder generar un poco de espuma. Una vez estén mezclados todos los ingredientes, añadimos hielo piedra para enfriar. Mezclamos y batimos enérgicamente.

Por otro lado y en un vaso On the rocks de tres cuartos, vertemos hielo pilé. Sobre esa capa de hielo, vertemos la mezcla dejando la espuma en la parte superior de la copa.

Para terminar, añadimos medio maracuyá sobre el cóctel.

 

Refrescante, con un punto tropical y perfecto para saborear un atardecer. Una propuesta única para contemplar, a vista de pájaro, la otra cara de Barcelona.