“La Vie en Rose”, el cóctel de la Terraza del Claris (Barcelona)

Night Life
Publicado:

Si algo tiene Barcelona es que cuenta con pequeños edenes urbanos que, ajenos al ruido, llevan una vida paralela a la altura de los tejados de la ciudad. Ese es el caso de la Terraza del Claris: un rincón para aislarse del pulso de la ciudad en un ambiente en el que el lujo y la exquisitez se combinan en una atmósfera tranquila y elegante. Un lugar en el que nos encontramos con este delicioso cóctel creado con Brockmans que le hace un guiño a París.

El Hotel & Spa Claris 5* GL es uno de los referentes del lujo en la ciudad. Situado en las proximidades del Passeig de Gràcia, este hotel llama la atención desde su exterior. Y es que su refinada modernidad se vive en el interior del que fuera un palacio, el Palacio Vedruna, así como en el anexo de cristal construido a sus espaldas. Una fusión entre tradición y vanguardia que no es más que una pista del ambiente que se respira en el Claris. Toques modernos, sobriedad y piezas de arte pre colombino originales se conjugan para crear espacios y habitaciones que invitan a sentirse mimados.

Y si el Hotel & Spa Claris en sí es una experiencia para vivir, lo es todavía más el mejor de sus tesoros: su terraza. Una que, ajena a las estaciones del año, está abierta durante todos los días del mismo; y que no solo ofrece unas vistas únicas de la ciudad sino que, además, cuenta con una oferta de gastronomía y coctelería propia. Un lugar en el que refugiarse del día a día, disfrutando simplemente del tiempo con los mejores sabores.

Un espacio en el que el restaurante, acristalado, y el lounge bar, descubierto, respiran esa singularidad de formar parte de un hotel monumento.

Terraza del hotel Claris Barcelona

Tras la barra del lounge bar está Daniel Madeddu. Un coctelero italiano que, como muchos otros, encontró su hábitat natural en este espacio en el que destilados, aromas y matices conviven. Sin embargo, su historia de amor con la coctelería es cuanto menos singular y es la de un hombre que, a pesar de cursar una carrera universitaria completamente ajena al mundo de la mixología, descubrió que era crear lo que le hacía feliz.

Su primer contacto con la coctelería fue casual. Mientras terminaba su carrera de informática, buscó un trabajo de verano en su Cagliari natal. Un auténtico punto de partida para descubrir su vocación al lado de profesionales que hacían de la pasión el mejor ingrediente de cada cóctel. Tras un par de años trabajando como informático, decidió romper con ello para dedicarse profesionalmente a la coctelería. Una decisión a la que le acompañaría, años más tarde, la de comprar un billete para irse a Barcelona.

Elegir la ciudad, como él cuenta entre risas, una cuestión económica: era el destino más económico de la compañía aérea. Una casualidad que, ocho años después, se ha transformado en un auténtico guiño del destino: Barcelona es su casa, y el Hotel & Spa Claris su hogar tras cinco años como responsable del bar de la Terraza del Claris.

Cóctel La Vie en Rose

Nombre del mixólogo: Daniel Madeddu
Nombre del local: La Terraza del Claris (Hotel& Spa Claris 5+ GL)

Describe tu local en pocas palabras: la Terraza del Claris combina música en directo, acompañada de las mejores tapas y cócteles. Un entorno de lujo único, con magníficas vistas a la ciudad. Su versatilidad permite que sea el espacio ideal tanto para un afterwork con amigos como para una velada romántica en pareja.

Lo mejor que has escuchado tras la barra de un bar: tras 15 años detrás de la barra, ¡las anécdotas dan para un libro! Desde el que te pide que le prepares un Dry Martini “flojito”, algo complicado teniendo en cuenta que es un cóctel con dos destilados y el 80% es ginebra; al que te pide un gin tonic citando una marca de vodka. Bien pensado, sí que podría escribir ese libro (se ríe).

¿Por qué crees que la ginebra es tan popular hoy en día? La ginebra se ha transformado en una bebida espirituosa de culto, debido a su versatilidad y la amplia gama de sabores que ofrecen las marcas. Ahora mismo, es el destilado de referencia sobre todo en España. No sé exactamente cuál es el secreto, pero sí creo que se debe a que es una gran mezcla. Es más fácil educar a un paladar a reconocer una buena ginebra que un buen whisky o ron.

Si pudieras elegir una bebida antes de morir ¿cuál sería? Un whisky de 50 años. O un ron de la misma edad.

“La Vie en Rose”, ¿por qué has llamado así a tu cóctel? Por un lado, por su color. Pero sobre todo porque sus sabores y olores me llevan a las calles de París, a un paseo por el río Sena.

¿Cómo o con qué recomiendas disfrutar tu cóctel? Con un buen coulant y en buena compañía. Ideal en un jardín con flores, al atardecer o con la puesta de sol. Sería como una auténtica pintura impresionista.

Cóctel de Brockmans

Ingredientes

  • 30 ml. de Brockmans Gin
  • 20 ml. de Brandy Conde de Osborne
  • 20 ml. de Pure Monin frutos rojos
  • 20 ml. de nata líquida
  • 10 ml. de crema de cacao

Elaboración

Mezclar todos los ingredientes en una coctelera tipo Boston con hielo macizo. Agitar durante siete segundos.

Servir en una copa Martini previamente enfriada.

Decorar con flores comestibles.

Notas románticas y francesas en un cóctel de autor perfecto para disfrutar un atardecer en Barcelona. No es el jardín de flores que sugiere este bartender, pero de hacerlo en la Terraza del Claris bien puede parecerse.