“Mai Mans”, el cóctel del Café Jaime Beriestain (Barcelona)

Night Life
Publicado:

Hay locales que es difícil definir con una sola palabra. Lugares que se han diseñado para contar con una atmósfera propia en la que diseño, gastronomía y coctelería se funden en uno para ofrecer algo completamente diferente. Una filosofía que se respira y se saborea, también, en un cóctel de inspiración oriental con espíritu Brockmans.

Entrar en el Café Jaime Beriestain es hacerlo en un espacio que llama al engaño porque, a pesar de estar situado en Barcelona, su ambiente bien podría ser el de cualquiera de los exclusivos locales de Londres. Un espacio en el que se puede respirar la auténtica vocación de su dueño: el interiorismo. Y es que Jaime Beriestain está, en parte, detrás de ese cambio que sufrió la Ciudad Condal hace casi una década, cuando comenzó a tener locales de diseño en los que el aspecto era tan importante como el producto. Cafés de barrio que escondían tras sus puertas espacios cuidados con esmero.

Fiel a esta filosofía, su café es mucho más que eso. Un auténtico concept store en el que es posible, incluso, comprar cualquiera de las piezas que componen su mobiliario. Una prolongación de su labor como decorador y diseñador que, incluso, cuenta con su sello personal en la carta gastronómica: si algo define la cocina del Café Jaime Beriestain es que supone una revisión de las recetas que han marcado su vida.

Una manera de rememorar en cada bocado los sabores de su infancia en Chile pero, también, de sus viajes alrededor del mundo.

Café Jaime Beriestain

Es tras esta singular barra donde podemos encontrar a Alessandro Strocchia. Un bartender procedente de Nápoles que lleva una década afincado en el mundo de la coctelería como si se tratara de su propia patria. Una tierra en la que Strocchia crece con sus recetas de autor, hasta el punto de haber resultado segundo clasificado del Angostura Cocktail Challenge y haber participado en la final de Spirits Escenas 2017 entre otros certámenes de coctelería.

Desde hace tres años y tras haber trabajado en locales de referencia de Barcelona como el Hotel Mandarin, él es el encargado de confeccionar la carta de cócteles con la que el Café Beriestain sorprende a sus clientes. Una oferta que cuenta con la destreza de este discípulo de Max La Rocca para ofrecer a cada cliente lo que busca en cada momento. La manera perfecta de completar la experiencia de un café que es mucho más que eso.

Café Jaime Beriestain, Barcelona

Nombre del mixólogo: Alessandro Strocchia
Nombre del local: Café Jaime Beriestain

Describe tu bar en pocas palabras: es un concept store en el que se puede disfrutar de buena comida, buenos vinos, servicio muy amable y, a lo mejor, comprar la misma silla en la que uno está sentado disfrutando. Y, por supuesto, tomar una buena copa.

Lo mejor que has escuchado tras la barra del bar: una vez, trabajando en otro local, me dijeron que trabajando soy como un actor en un escenario.

¿Por qué crees que la ginebra es tan popular hoy en día? Porque es una bebida que la puedes tomar a cualquier hora del día, es refrescante y, además, se puede disfrutar despacio.

Si pudieras elegir una bebida antes de morir ¿cuál sería? O bien un Old Fashioned o un Negroni.

“Mai Mans”, ¿por qué has llamado así a tu cóctel? El nombre se debe a que me he inspirado en un Mai Thai.

¿Cómo recomiendas disfrutar tu cóctel? Lo veo el cóctel perfecto para un ambiente vintage con música entre swing y jazz.

Cócteles Café Jaime Beriestain

Ingredientes

  • 50 ml. de Brockmans
  • 20 ml. de Grand Manier rouge
  • 15 ml. de jarabe de canela
  • 20 ml. de zumo de lima
  • Flor de pimiento Dramm
  • Rama de menta
  • Piel de pomelo
  • Una mora
  • Canela en rama

Elaboración

Mezclamos en el vaso de una coctelera con hielo macizo las cantidades de Brockmans, Grand Manier rouge, el jarabe de canela y el zumo de lima. Agitamos contundentemente.

En un vaso estilo Old Fashioned, previamente enfriado con hielo pilé, servimos la mezcla.

Para la decoración utilizaremos una rama de menta, una tira de piel de pomelo, una mora y la rama de canela quemada. Rematamos el conjunto con la flor de pimiento Dramm.

Un cóctel con notas exóticas que puede ser el acento perfecto para disfrutar de un lugar tan singular como el Café Beriestain.

Un espacio tan lleno de vida y emociones como sus recetas de coctelería.