“Mi rosa”, el cóctel del Hotel Vincci Vía 66 (Madrid)

Night Life
Publicado:

A caballo entre la Puerta del Sol y Plaza de España, la terraza del Hotel Vincci 66 es un lugar privilegiado de la capital para ver atardecer en uno de los mejores ambientes de la ciudad. Un lugar en el que dejar correr el tiempo disfrutando de su amplia oferta de cócteles de autor. Y, entre ellos, esta “romántica” propuesta con sabor a Brockmans.

Si algo caracteriza al Hotel Vincci Vía 66 es que cada uno de sus rincones persigue un único objetivo: hacer vivir una experiencia a todo el que cruza el umbral de su puerta. Una máxima que puede respirarse en todos sus espacios, y que alcanza su máximo exponente en su terraza. Un espacio cuidado al milímetro que, a pesar de reinar sobre la Gran Vía y su constante ajetreo, supone un auténtico oasis en el que evadirse de la ciudad por un rato.

Una escapada sin salir de Madrid que permite fugarse del ruido, el estrés y las agendas. Una manera de desconectarse durante unas horas de la rutina para entregarse a un disfrute muy especial: su cuidada carta de cócteles de autor.

Cuidadas propuestas en las que la imaginación se combina con esa capacidad única de Vincci Vía 66 de hacer sentir una experiencia inolvidable.

Cócteles Hotel Vincci Vía 66

El responsable de ello es Byron Vinueza Vinueza. Un amante de la coctelería clásica que, atraído por el apasionante mundo de los destilados, comenzó a experimentar en su coctelera con dos ingredientes fundamentales: su creatividad y sus ganas de experimentar con alcoholes.

Un tándem que le llevó a formarse de la mano de profesionales referentes en la alta coctelería, como Patxi Troitiño del Barque Culinary Center o el Master of Spirits, Javier Pulido. Dos experiencias que ayudaron a que este bartender ecuatoriano construyera las bases de su actual trayectoria profesional, fomentando su afán por crear recetas con su sello personal.

Y, de entre ellas, una que merece la pena probar: “mi rosa”. Uno de los cócteles más personales de este barman.

Cóctel "Mi rosa"
Nombre del mixólogo: Byron Vinueza Vinueza
Nombre del local: Terraza del Hotel Vincci 66

Describe tu bar en pocas palabras: la terraza de mi segunda casa, en la que además todo el mundo es bienvenido.

Lo mejor que has escuchado tras la barra del bar: “la última y nos vamos”. Siempre ha sido una frase que me ha encantado, como cliente y como trabajador, porque en realidad es cuando empieza la noche.

¿Por qué crees que la ginebra es tan popular hoy en día? Es una bebida que nunca pasó de moda, que siempre ha estado ligada a la coctelería y que es perfecto para cualquier momento del día. Siempre hay un hueco para disfrutar de un gin tonic fresquito, de un Gimlet, un Dry Martini o cualquier otro cóctel con ginebra.

Si pudieras elegir una bebida antes de morir ¿cuál sería? Sin duda, sería un cóctel y Mezcaloni lo tiene todo. En realidad el Negroni fue uno de mis primeros amores, solo que evolucionó.

“Mi rosa”, ¿por qué has llamado así a tu cóctel? Es en honor a mi chica, porque nunca le regalo todas las rosas que yo quisiera.

¿Cómo recomiendas disfrutar tu cóctel? Sin duda, en pareja. Yo lo disfrutaría con ella.

Ingredientes

  • 60 ml. de Brockmans Gin
  • 50 cl. de zumo de pomelo
  • 10 cl. de esencia de rosas
  • 25 ml. de sirope de saúco
  • 25 ml. de clara de huevo
  • Arándanos azules
  • Tres gotas de bitter de violeta
  • Una rosa

Elaboración

Dos días antes de elaborar el cóctel, maceramos Brockmans con el zumo de pomelo y arándanos. Pasado ese tiempo, lo colamos y reservamos.

Para elaborar el resto del cóctel, mezclamos todos los ingredientes en una coctelera con hielo macizo.

Enfriamos una copa con hielo pilé, y colamos en ella la mezcla de la coctelera. Antes de servir, añadimos las gotas de bitter de violeta y decoramos con una pequeña rosa.

Una copa perfecta para ver caer la noche sobre Madrid, dejándose llevar por la seducción de su sabor.